Miscelánea Fiscal 2022, contra jóvenes y organizaciones civiles

Del Congreso al Mixtón: Miscelánea Fiscal 2022, contra jóvenes y organizaciones civiles.

Queridos amigos del bello municipio de Juchipila, la tierra de mi querida esposa y de todo el cañón, que nos siguen a través del Periódico Mixtón, hoy es mi debut aquí con ustedes, a partir de este día y cada semana les estaré informando de primera mano sobre el acontecer en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión y de los temas más importantes para Zacatecas y sus municipios que desde aquí se tocan.

A Manuel Mirola y Jacob Pelayo mi más sincero agradecimiento por este espacio y comenzamos.

La semana pasada se llevó a cabo la hasta ahora, más acalorada discusión en lo que va de la 65 Legislatura Federal, y es que durante tres días debatimos sobre la Miscelánea Fiscal, lo que originó un exceso de cuestionamientos que, aún sin responder, terminó siendo aprobada por los Diputados afines al Presidente de la República, es decir, Morena, el Partido del Trabajo y el Partido Verde.

Recordemos que una Miscelánea Fiscal, es un paquete de cambios que el Gobierno propone a través de la Secretaría de Hacienda, año con año, en las leyes que regulan el pago de impuestos, es decir, a la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR), la Ley del Impuesto al Valor Agregado (IVA), la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), Ley Federal del Impuesto sobre Automóviles Nuevos, el Código Fiscal de la Federación (CFF), entre otros.

¿Qué propuso la Federación?

Entre los cambios más importantes propuestos en esta Miscelánea Fiscal, algunos de los que más ruido hicieron son el aumento al precio de entre un 8 y un 23.5% en pasaportes, así como una alza en los costos de acceso para museos en todo el país.

Pero lo que más dudas causó, fue el hecho de que, a partir del 2022, se impondrá una limitación de hasta el 15% a la deducción por donativos de personas físicas y morales a las Organizaciones Sociales, además de que todo joven, recién cumplidos sus 18 años de edad, tendrá la obligación de darse de alta en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC), aún sin estar ejerciendo trabajo alguno.

¿Esto es bueno o es malo?

Como todo lo que requiere el consenso ciudadano, para algunos será bien visto y para otros no, aquí lo que hay que reflexionar es la consecuencia que esto pueda atraer.

Hablemos de las Asociaciones Civiles; el objetivo de limitar las donaciones a estas organizaciones es precisamente evitar que no se paguen impuestos, hasta ahí está bien y lo comprendo. Pero regresemos a la situación real de nuestro país, más allá de si las personas físicas o morales realizan donaciones a las organizaciones sociales por altruismo o por estrategia fiscal. Cierto es, que es la única manera en que agrupaciones encargadas de prestar servicios de rescate y primeros auxilios como la Cruz Roja, de atención a enfermedades como el cáncer y el VIH, de atención a la violencia, a la no discriminación y entre muchas otras, pueden sobrevivir.

El tema es que con esta medida que impulsa un tope en la deducción de solo el 15%, desde luego inhibirá la participación de quienes hasta ahora, realizaban este tipo de donaciones. ¿Usted amiga, amigo juchipilense, qué cree que ocurra?

Por otro lado, la obligación de que a partir del 2022, los jóvenes recién cumplidos los 18 años de edad tengan qué darse de alta en el Registro Federal de Contribuyentes, nos hizo preguntarnos a los Diputados de las bancadas del PAN, PRI, PRD y MC, a los de oposición pues, ¿Acaso pretenden que en los jóvenes de 18, nazca la responsabilidad de declarar mensual y anualmente sus ingresos? ¿Cuáles ingresos?, no olvidemos que el porcentaje de personas de este grupo de edad, económicamente activas, es bajo y en su mayoría radica en la denominada economía “informal”.

Sin embargo, durante la exposición de este tema, una compañera Diputada del Partido del Trabajo, presentó una propuesta de modificación a este punto, para que los jóvenes que se inscriban al RFC lo hagan bajo el régimen de “Inscripción de personas físicas sin actividad económica”, lo que aparentemente no les causaría obligación alguna.

Esto a su vez, derivó en una duda más, ¿Si no tendrán obligaciones fiscales, cuál es el objeto de darse de alta, con carácter de obligatorio, a un registro encargado precisamente de llevar el control de las personas obligadas a pagar impuestos?

Bueno, pues todas estas situaciones, no fueron contestadas por quienes propusieron la Miscelánea, ni por quienes la defendieron, y aún así, aprovechando su mayoría en la Cámara de Diputados, fue aprobada y por tanto, turnada a la Cámara de Senadores, donde actualmente se debate y en donde, de aprobarse, entrarán en vigor todos estos cambios.

¿Y usted, qué opina? Muchas gracias, amigas y amigos, nos leemos en la próxima.

Comenta con tu cuenta de Facebook

A %d blogueros les gusta esto: