ALERTA ANTE POSIBLE TERCER PICO DE CASOS DE CORONAVIRUS EN MÉXICO

  • A más de un año de contingencia sanitaria en todo el país frente a la pandemia del COVID-19 donde se han registrado cerca de 2 millones 200 mil casos y 200 mil fallecidos por el SARS-CoV2, ahora México junto con Latinoamérica se enfrente a una probable “tercer ola de coronavirus” en base a la movilidad que se suscitaría en el periodo vacacional de Semana Santa.

MÉXICO.- La República Mexicana y Latinoamérica entero, se aproximan a un posible escenario de repunte de casos y decesos a raíz del COVID-19, ahora con motivo del periodo vacacional de Semana Santa que por la movilidad y concentraciones podría ocurrir,  esto al no observarse las medidas sanitarias.

En el trascurso de este año que se tiene con la contingencia sanitaria contra el avance de la pandemia del nuevo coronavirus, hemos de recordar que de acuerdo a las estadísticas en un principio las cifras oficiales de casos y muertes por coronavirus, eran relativamente pocas; no obstante, en mayo comenzó a elevarse la cifra, aconteciendo el primer pico a inicios de agosto del 2020, en pleno proceso que aún prevalece el de “hacia la nueva normalidad” y con una semaforización que permite paulatinamente la re-apertura en el ámbito comercial, cultural, deportivo, etc.

El momento más complicado de esta pandemia se vivió a nivel mundial y desde luego en México aún en las regiones más alejadas de las urbes, cuando desde noviembre a febrero se tuvieron los índices más elevados de casos de COVID y muertes por doquier, ocurriendo el segundo pico en la última semana de enero. Cabe mencionar, que precisamente municipios del sur zacatecano es cuando vivieron la peor pesadilla de la difusión de esta enfermedad como lo es Tlaltenango, Jalpa, Villanueva, Tabasco, Nochistlán, Juchipila, Moyahua, Apozol, entre otras demarcaciones, donde los casos positivos se incrementaron enormemente y con muertes incluso de personas muy conocidas en nuestros pueblos.

 

Ahora, México puede vivir lo que sería “el tercer repunte” o “tercera ola de coronavirus” que iniciaría el aumento de casos a partir de la primer semana de abril y que según expertos el pico se tendría entre inicios o mediados de mayo del presente año. La pregunta que surge al respecto: ¿se puede evitar o no este nuevo repunte de COVID en México? Cuya respuesta es lógica: todo depende de las fuertes medidas que implemente el gobierno en todos sus niveles y desde luego la responsabilidad de los ciudadanos aplicando las medidas protocolarias frente a esta pandemia.

El detalle es que varios expertos han afirmado que parece “inevitable” una tercer ola de COVID-19 en México, teniéndose en cuenta estos factores:

-Movilidad en Semana Santa de una ciudad a otra, de un país a otro país, las idas a las playas, balnearios con un tinte vacacional, que sin observar las medidas complica esta situación.

-El inicio de las campañas electorales a partir del 4 de abril, que si bien no se contempla la realización de eventos masivos como aperturas, mítines, cierres, si se podrá hacer visitas domiciliarias del candidato; el problema, que ya desde ahora en este tiempo de pre-campañas ya muchos han hecho no solo visitas a familias, sino que han convocado reuniones pequeñas con más personas y sin el uso de los filtros, pueden ser foco de un nuevo repunte.

-El ir bajando la guardia debido a la disminución de casos y que ante un eventual semáforo verde para la siguiente semana en varios Estados del país, muchos interpretan que ya se podrá andar como si nada, cuando en realidad solo indica “bajo riesgo”; no obstante, la pandemia continúa y no se debería bajar la guardia en ningún momento. A este aspecto se aunada la sensación de seguridad ante la aplicación de vacunas comenzando con personas de tercera edad; pero, hay que recalcar que esto no es garante del cese de la pandemia y además el porcentaje de vacunados es muy bajo aún.

-Las fiestas juveniles que seguramente se incrementarían y que siempre han sido foco severo de propagación del SARS-CoV2.

Ante esta situación, la sociedad espera que el gobierno aplique medidas coercitivas que sin afectar la economía si logren contener este peligro de tercer repunte:

-Obligar al uso del cubre-boca y sanciones para quien no acate esta medida.

-Aplicar Ley Seca en los días especiales de Semana Santa que es cuando más aglomeraciones y festejos se pueden tener, así como volver a reajustar los horarios para la venta de bebidas alcohólicas durante el mes de abril.

-Restringir el acceso a lugares públicos como tiendas comerciales y con sus filtros obligatorios.

-Seguridad Pública, Protección Civil y Secretaría de Salud deberán actuar ante cualquier aglomeración irresponsable en la vía desde luego pública y sitios privados de fiestas.

Comenta con tu cuenta de Facebook

A %d blogueros les gusta esto: