RÁTZINGER CULPA A LA REVOLUCIÓN SEXUAL COMO EL ORIGEN DE LA ACTUAL PEDERASTÍA CLERICAL

El papa emérito Benedicto XVI próximo a cumplir 92 años de edad y que lleva 6 años de haber abdicado al ministerio petrino, señala a la Revolución Sexual como culpable de la actual pederastía de algunos sacerdotes.

CIUDAD DEL VATICANO.- El alemán Joseph Rátzinger, quien cumplirá 92 años, ha roto su silencio al publicar un documento de 18 páginas en torno al tema de los escándalos que sacuden a la Iglesia Católica en todo el mundo por los casos de sacerdotes que han abusado sexualmente de menores de edad.

 

El texto del pontífice emérito titulado “La Iglesia y los abusos sexuales” se divide en tres partes:

La primera, aborda históricamente el colapso espiritual que se empezó a vivir en los años 60 y cómo en mayo de 1968 que estalló la denominada Revolución Sexual promovía el tener una sexualidad libre, sin tabúes y sin ninguna norma como algo supuestamente “saludable” y que se promovió en muchas esferas de la sociedad así como dentro de la formación en varios seminarios, donde muchos se quedaron con la idea de que el tener relaciones libres no es malo siempre y cuando no conlleven a una situación de estado (el vivir una relación permanente con alguien de modo irregular) o no cause escándalos públicos, fue la mentalidad donde se permitía cualquier tipo de actividad sexual siempre y cuando fuera “bajo el agua” con un fin de tener buena una presunta “estabilidad emocional” que incluía la tolerancia de actos tan perversos como es la efebofilia (relaciones con adolescentes) o la pedofilia (relaciones con niños).

En la segunda, trata sobre el impacto que esto conllevó a una decadencia moral entre muchos sacerdotes durante los 60 hasta las 80, y ya en la tercer parte aborda cómo el problema se agudizo a mediados de los 80, cosa que hasta el día de hoy no se ha podido erradicar.

El papa emérito escribe este tratado que aunque no señala como arrancar humanamente este problema, si ofrece pautas cristianas como es en primacía el volver a Dios, el renovar el fervor a la Eucaristía y recobrar el sentido del misterio de la Iglesia, pues muchos la ven como algo político y la realidad es que es la que ofrece los medios de salvación y la oportunidad de vivir juntos en santidad. El papa emérto busca aunar a la lucha que lleva la Santa Sede contra la pederastía clerical y se trata de un escrito que lo hace en conjunto con la Secretaría de Estado Vaticano y con el mismo Papa Francisco.

En su escrito, el papa emérito que hace un fuerte sustento teológico basado a la moral, al mismo tiempo ofrece anécdotas de su juventud sacerdotal donde habla como en algunos seminarios había una especie de “clubes de homosexuales” o también al referirse a un seminario del sur de Alemania como muchos aspirantes al sacerdocio tenían sus mujeres, o vivían muy promiscuamente, viviéndose un clima nada cristiano, carente de espiritualidad y de doble moral.

En los medios de comunicación se ha aprovechado para referirse a algunos casos de manera muy reiterada de escándalos sexuales sobre todo en lo que se refiere a la pederastía clerical, muchas veces con fines no correctos, sino buscando denigrar y generalizar; no obstate, la Iglesia está implementando una lucha fuerte contra este problema renovando la forma de admitir alumnos de nuevo ingreso a los seminarios y más en lo que se refiere a la recepción de las Órdenes Sagradas, que desde luego busca erradicar esta ideología de Revolución Sexual que tanto daño ha hecho, buscando medidas que traten a sacerdotes con ese problema y desde luego sanciones eclesiásticas severas que incluyen a obispos y superiores encubridores, sin descartar la entrega a la justicia civil de sacerdotes que han cometido el delito de pederastía.

Comenta con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: