TRANSCURRE LA FIESTA DE SAN FRANCISCO DENTRO DEL PROCESO HACIA LA NUEVA NORMALIDAD

Sin puestos de cañas, ni peregrinaciones, tampoco el uso de pirotecnia como es cohetes y sin plantear se tenga “castillo”, como también la cancelación del teatro del pueblo y de todos los puestos festivos, se lleva a cabo la celebración del novenario en honor a San Francisco de Asís con mañanitas, rosarios y misas siguiendo los protocolos de salud indicados por las autoridades civiles y eclesiásticas.

JUCHIPILA, ZAC.-Desde el 26 de septiembre del año en curso se viene teniendo las fiestas patronales de la Parroquia de San Francisco de Asís, que se celebran en una capilla dedicada en su honor en el barrio sur de esta cabecera, todo de un modo distinto y que se puede decir se están realizando diferentemente con un espíritu absolutamente religioso.

Se trata de la fiesta más antigua desde la época colonial que tiene su arraigo desde 1530 cuando se fundó Juchipila por Cristóbal De Oñate y la presencia de diferentes padres franciscanos que se instalaron en lo que fue la primer Juchipila ubicada en lo que es actualmente La Tiricia o también en el valle de Contitlán frente al cerro de Las Ventanas.

Es muy probable que desde la refundación de Juchipila en 1542, los franciscanos al edificar el templo es probable que hayan decidido otorgarle el patronazgo a su santo fundador y que desde la erección de la Parroquia en 1627 que ocurrió el 4 de octubre de ese año se confirmó a San Francisco de Asís como patrono de esta comunidad, fiesta que año con año se ha tenido y que desde la construcción de una pequeña capilla en el barrio sur de la cabecera se ha tenido el festejo compartido, convirtiéndose en el lugar de la celebración actual.

La costumbre de “Las Cañas” es muy probable que inició cuando la industria del piloncillo y todo lo relacionado a la azúcar de caña con los trapiches todo esto hacia los inicios y a mediados del siglo pasado, que comenzó a tenerse en puestos de venta llegándose a conocer también precisamente como la “Fiesta de Las Cañas” y siendo una celebración muy concurrida.

Fue notorio que desde hace unos 20 años esta festividad ha experimentado una decadencia no teniendo la concurrencia que tenía tiempo atrás; sin embargo, es uno de los eventos más destacados y arraigados en el pueblo, que difícilmente sucumbiera.

Ahora con esta pandemia a raíz de la propagación del SARS-COV-2 siguiendo las indicaciones de las autoridades civiles, sanitarias y eclesiásticas se tiene esta fiesta sin ninguna expresión jubilosa como cohetes, castillo pirotécnico, peregrinaciones, danzas, concentrándose únicamente en tener en la capilla mañanitas, rosarios y misas donde las personas portan cubrebocas, se utiliza el gel sanitizante, se mantiene la sana distancia y siguiéndose todas las demás indicaciones, siendo una realidad diferente frente a esta situación mundial.

Por lo pronto se sigue el programa de Mañanitas a las 06:30 horas, Rosario a las 07 de la mañana, 06:30 de la tarde Rosario y a las 7:00 P.M. la Misa cada día, teniéndose contemplado para el día 4 el mismo esquema, solo que se tendrá la Misa solemne a las 12:00 del día en el templo del centro, siendo un ambiente totalmente religioso sin otras expresiones seculares.

Comenta con tu cuenta de Facebook

A %d blogueros les gusta esto: