Informe Legislativo Dip. José Guadalupe Correa Valdez

Buenos días a los presentes en este recinto del Poder Legislativo y a quienes nos ven o escuchan a través de amplio espectro de las vías de comunicación moderna.

Agradezco a mis compañeros del Grupo Parlamentario de Acción Nacional que me brindan la oportunidad de estar en la máxima tribuna del estado, en ocasión especial que vivimos en el mundo, en México y en particular en Zacatecas.

Nadie nos imaginamos vivir en estas circunstancias que han puesto a prueba a todas las instituciones del Estado.

Saludo con respeto al titular del Poder Ejecutivo, Contador Alejandro Tello Cristerna, quien viene a rendir cuentas de su cuarto año de ejercicio constitucional.

Mis respetos al Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Doctor Arturo Nahle García.

Representante del Gobierno de la República

Amigas y amigos diputados de la Honorable 63 Legislatura

Hace un año me permití hacer la convocatoria de empeñar los esfuerzos de todos para lograr acuerdos y construir las mejores condiciones para que al estado de Zacatecas le fuera mejor. Se advertía sobre los gobiernos divididos y las deficiencias al cambiar el mecanismo operativo del sistema de salud nacional.

Hoy vemos más que gobiernos divididos a un pueblo y a una nación separada por que a si nos quieren ver: Mexicanos del Norte y del Sur. “Ricos y Pobres”.

A río revuelto ganancia de estos provocadores.

Del tema de salud ahí está el circo nacional del Gran Gatel con más muertos y picos por recorrer.

Si hace un año hablamos de la falta de recursos para las Entidades Federativas, para los municipios, hoy las preocupaciones son mayores.

En este mismo año fuimos convocados por el Ejecutivo del Estado para hacer un ejercicio presupuestal para poder alinear las necesidades más apremiantes a los recortes sufridos y la exigencia de esta crisis sanitaria que venimos arrastrando desde los primeros meses de este 2020.

A esta hora de la contingencia sanitaria, y revisados los daños sufridos en la maquinaria institucional, sabemos que no son suficientes los recursos para estar a la altura de las exigencias de una sociedad que resiente en su economía, en la salud, en seguridad.

No fueron menores los recortes a los presupuestos del estado y municipios. La cancelación de fondos y programas que atendían las necesidades del campo, de la industria, del turismo, de la educación, de los niños con cáncer, por citar sólo algunos.

La concentración de recursos vino a paralizar a estados y municipios, a los tres sectores de la economía. Políticas públicas diseñadas con criterios centralistas que han demostrado que no son el camino para la recuperación que requiere la Nación. Se nos dijo que llegan a Zacatecas 6,400 millones de pesos a través de los diferentes programas sociales que van directamente a los beneficiarios, que nadie conoce porque operan en la opacidad.

Ese monto no compensa los recortes sufridos a nuestra entidad, con la quita del Fondo Minero, el Tres por Uno, los fondos regionales. Mucho menos compensan los nuevos recortes que se anuncian para el 2021, con los que prácticamente paralizarán al país y harán más lenta la recuperación económica.

Dicen que eliminaron los intermediarios, los mecanismos corporativos, y lo sustituyeron por un patrimonialismo, métodos excluyentes que solamente beneficia a los intereses electorales de una expresión política. La máquina camina sin rumbo.

La lucha contra la corrupción la convirtieron en el espectáculo nacional. En un torneo de exhibición de videos para demostrarse quién es más corrupto. Con el escarnio público niegan el Estado de Derecho, se denigra a las instituciones de la procuración y administración de la justicia. Cumplen con la máxima: poder absoluto corrompe absolutamente a la Nación.

Estas cortinas mediáticas solo exhiben la ineptitud de un estado ineficiente o un gobierno complaciente para que los delincuentes aprovechen el vacío institucional y hagan de las suyas todos los días.

 ¡Existe dolor en la sociedad!.

No se puede negar el lastre de la delincuencia que aqueja a todo mundo sin excepción: observamos un incremento en violencia contra las mujeres, los homicidios al alza, las extorsiones telefónicas y a negocios.

Que más se puede decir del delito de secuestro. Zacatecas no está exento y repunta a nivel nacional. (Se tiene el triste tercer lugar de incidencia por cada 100,000 habitantes, según datos del secretariado ejecutivo del sistema nacional de seguridad pública y su centro nacional información.) Esta realidad no es única en nuestro estado, así se encuentra nuestro país. Se reformo la policía. Se creó la Guardia Nacional, se cacareo la nueva estrategia de seguridad y nada funciona. Se presumen los abrazos, pero siguen los balazos.

Señor Gobernador

El Grupo Parlamentario de Acción Nacional reconoce el esfuerzo honesto realizado en este año tan complejo.

En medio de las dificultades de la contingencia sanitaria, es necesario poner la frente en alto y exigir lo que a Zacatecas le corresponde. Señalar el atraco centralista del impuesto minero hasta el cansancio para que el ejecutivo enfrente las carencias presupuestales y los retos que en seguridad tiene nuestro estado.

Que el ejecutivo federal no le dé más atole con el dedo a los Zacatecanos. Es momento de cerrar filas y unir esfuerzos.

Señor Gobernador.

El reconocimiento que le hacemos hoy es precisamente el mantener a las Instituciones a salvo en un ambiente de gobernabilidad en el estado, que a su vez se refleje en todos los municipios y autoridades locales con un trato digno, equitativo y de respeto. Diálogo permanente con los municipios; en atención a las diferentes expresiones que plantean sus necesidades o sus intereses.

En Acción Nacional y Movimiento Ciudadano estamos convencidos que, con instituciones sólidas, con la participación de los ciudadanos poniendo siempre por encima de cualquier interés particular, el interés general de Zacatecas podremos lograr un dos mil veintiuno prometedor para todos.

Estoy seguro, que, en unidad, con acuerdos, vamos a transitar y salir adelante.

Nos reconocemos diversos y en esta rica pluralidad encontraremos los puntos que nos unan. Sumar las fuerzas y conjuntar acciones de todos y cada uno de las y los zacatecanos, es nuestra obligación para hacerle frente a esta nueva realidad.

Muchas gracias; es cuanto, Diputado Presidente.

Comenta con tu cuenta de Facebook

A %d blogueros les gusta esto: