Comisión Legislativa de Justicia realiza trabajos de dictaminación de propuestas en materia de desaparición forzada de personas.

En los trabajos participaron colectivos en búsqueda de personas desaparecidas; el Fiscal Especializado en Desaparición Forzada de Personas y la CDHEZ.

🔴La desaparición forzada es un grave problema para Zacatecas. Se trata de una triste y dolorosa realidad para las víctimas, familiares y amigos de quienes sufren este crimen.
Esta problemática pone a prueba la maquinaria del Estado para atenderlo y resolverlo, pero también, a las personas más cercanas a la víctima las pone en un estado permanente de zozobra, incertidumbre y duda sobre el destino de su ser querido.
Hasta enero de 2019, el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas, señalaba que en el país había más de 40 mil personas desaparecidas.
No obstante, estos son datos oficiales. A decir de diversas organizaciones sociales, colectivos y organizaciones defensoras de derechos humanos, en los últimos 12 años se han perpetrado más de 300 mil desapariciones forzadas a lo largo y ancho del país.


Del 1º de diciembre de 2018 y hasta el 13 de mayo de 2019, una investigación hecha por la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración, de la Secretaría de Gobernación del Gobierno de la República, señala que se hallaron 81 sitios con 222 fosas clandestinas en las que se encontraron 337 cuerpos en diversos Estados del país.
El primer lugar de sitios con fosas clandestinas fue el Estado de Colima con 11, el segundo lugar Tabasco con 11, el tercer sitio Sonora con 10 y el cuarto lugar fue para Zacatecas con 10.
Los Estados que registraron el mayor número de fosas clandestinas fueron: Veracruz con 76, Sonora 35, Sinaloa 23, Guerrero 20, Colima 12, Tabasco 11, Coahuila 10 y Zacatecas 10.
No hay que olvidar que el día 17 de noviembre de 2017, se publicó en el Diario Oficial de la Federación la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, donde mandata a las entidades federativas a adecuar sus marcos jurídicos de conformidad con las disposiciones de esta Ley.
Ese mandato legal en Zacatecas ha pasado de noche, pues al día de hoy no tenemos una Ley de Desaparición Forzada en la entidad, pese a que penosamente ocupamos los primeros lugares en este delito.
Por eso, una servidora y el Diputado Héctor Menchaca, presentamos ante el pleno de la Legislatura el 30 de mayo la Iniciativa con proyecto de decreto por el que se expide la Ley Estatal en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema de Búsqueda de Personas del Estado de Zacatecas.
De igual manera la Diputada Alma Dávila presentó una iniciativa en esta materia.
Es claro que el Grupo Parlamentario de Morena, a diferencia de los demás Grupos Parlamentarios de esta Legislatura, sí está comprometido con subsanar el vacío legal y la deuda jurídica que tiene Zacatecas en el mapa nacional en lo relativo a desaparición forzada, para tratar de hacer frente a una dolorosa y triste realidad que nos agobia, que nos duele y que nos lastima a todos.
Hace unos días nos reunimos con familiares de víctimas y con colectivos no sólo de Zacatecas sino de otros Estados, donde intercambiamos puntos de vista y donde se planteó la necesidad de expedir ya una ley de desaparición forzada en el Estado que sea capaz de proporcionar las herramientas necesarias a autoridades, familiares y colectivos para hacer frente a esta problemática.
Va muy bien este proyecto de Dictamen, están en estudio en la Comisión de Justicia las dos iniciativas que se han presentado no sólo para confrontarlas, sino para enriquecerlas y contrastar una con otra, todo, a fin de que salga una ley buena, una ley que se aplique y que no sea letra muerta.
Entiendo el dolor y la desesperación de enfrentar este problema, incluso nos han dicho que nos basemos ya en la ley general, pero yo quiero señalar que esta Comisión de Justicia se ha caracterizado por hacer productos legislativos de avanzada y que realmente sirvan para atender las problemáticas sociales de las personas.
Sin duda la Ley General de Desaparición Forzada es buena pero no aplica del todo para nuestra realidad, por lo mismo la estamos tomando, junto con las otras dos propuestas, como el piso mínimo para hacer una ley más avanzada, más garantista y más eficaz.
Para esto se necesita discutir, analizar y hacer partícipes a todos los sectores, desde familiares y colectivos, hasta autoridades ejecutivas, judiciales y, principalmente, a la Fiscalía de la entidad, que es en donde recae gran parte de la responsabilidad.
Yo confío que en breve estemos expidiendo esta ley, pido su apoyo y su participación, al mismo tiempo el entendimiento de que Morena ha sido el único grupo parlamentario preocupado para plantear soluciones a este dolorosa y triste realidad que ha metido a cientos de familias en la zozobra e incertidumbre permanente por no saber cuál es el destino de un hijo, un hermano, un padre, una madre o un amigo.

Comenta con tu cuenta de Facebook

A %d blogueros les gusta esto: